Mi experiencia con la Quimioterapia y la Radioterapia

Hola!!
Como estáis??

Hoy os traigo una entrada muy especial y muy muy personal, una entrada que en su día escribí y que hoy que tengo fuerzas suficientes actualizo ya que cuando lo escribí lo hice rápido para no adentrarme mucho en el tema (quizás porque de esa manera quería convencerme de que no me estaba pasando o de que era una pesadilla, quien sabe) pero hoy que ya tengo las fuerzas suficientes para afrontarlo vengo para completarlo y hacerlo en condiciones. Nose que aceptación tendrá esta entrada, quizás no guste, o quizás si, quien sabe pero con que ayude a una sola persona un poquito, aunque solo sea un mínimo me doy por satisfecha. Gracias por leerme.



El verano del 2012 me detectaron un tumor y me sometí a un tratamiento de quimioterapia y radioterapia.

Cuando me dieron la noticia de lo que me pasaba, los médicos no sabían muy bien como decírmelo, ya que me lo descubrieron casi por casualidad como quien dice y creo que nadie se esperaba encontrar lo que encontraron, escuchar de boca de un medico la frase "tienes un tumor maligno" retumba dentro de tu cabeza y en ese momento el mundo se para, al menos el mio se paro, fue un gran jarro de agua fría y me encontraba bastante perdida, tenía 25 años y mi vida daría un vuelco tremendo, ya no solo por el tratamiento tan duro que tendría que pasar si no por todo lo que traería consigo esta enfermedad.
Los días después de recibir el diagnostico estaba muy reacia a aceptar lo que pasaba, pensaba que si no le daba muchas vueltas en la cabeza seria como si no existiera, como si no pasara, pero no era así... pocos días después de recibir la noticia empezaron con las pruebas del pre-operatorio y ya me dieron fecha para la operación... que os voy a contar....tomé la decisión de aparentar entereza, cuando me preguntaban como estaba mi respuesta siempre era la misma "estoy muy bien" con una sonrisa pero por dentro lloraba y deseaba poder gritar que no estaba bien pero no lo hacía....y por que no, os preguntareis, pues no lo hacía por la gente que estaba a mi lado, pensé que si me veían "bien" sentirían algo de tranquilidad y el miedo no sería tan grande, quería que llegaran al día de la operación lo más "tranquilos" posible yo me desahogaba por las noches llorando, preguntándome porque a mi.... y llego el día de la operación, la noche antes fué la peor noche de mi vida, estaba aterrada, pensaba que al día siguiente terminaría todo, que yo había llegado hasta ese día y que todo quedaba ahí y mi ángel de la guarda me aguanto esa noche, diciéndome que me tranquilizara que todo saldría bien y que al día siguiente empezaba mi nueva vida, que sería el primer día de una vida completamente diferente llena de momentos inolvidables.... pasó la operación, que afortunadamente salio muy bien y me recuperé enseguida para empezar con mucha fuerza el tratamiento.
Lo que fué duro también fué mentalizarme de que se me caería el pelo, mucha gente me dijo que igual no se me caía y no es verdad, las pestañas se quedaron tal cual, se me caían pelitos pero no me quedé sin pestañas, el resto si, ver un cambio tan radical (mi pelo llegaba por mitad de mi espalda de largura) me asustaba entonces decidí cortarme el pelo a modo "chico"  para que el cambio no fuese tan brusco, pero aún así fué duro, ver como se caían mechones de pelo, pero al final opté por pasarme una maquinilla y raparme el pelo y así ya no vería como se caía poco a poco.... y fijaros como son las cosas, al final terminé por verme preciosa sin pelo.
Pensé en comprarme una peluca, para salir a la calle y que la gente no se me quedara mirando pero las más "reales" tenían unos precios elevadisimos entiendo que el crear una peluca lo más real posible conlleva unos gastos, pero nose, encima de todo lo que tenemos que pasar tener que pagar más de 800€ por una peluca me parece una pasada y las más económicas se notaba muchísimo que eran pelucas y no estaba nada agusto asique opté por comprarme pañuelos de diferentes estampados y colores para ponérmelos y combinarlos con la ropa.
Deciros que optéis por lo que optéis es aconsejable que el cuero cabelludo respire, si decidís llevar peluca intentar estar por casa sin ella, para que el cuero cabelludo no este en constante irritación con ella y que pueda respirar.

El primer día de Quimioterapia llegué muy asustada, no sabía que sentiría, si me dolería, si estaría bien, primero de todo tengo que decir que no todo el mundo es igual y que cada cuerpo es un mundo y tolera mejor o peor los tratamientos asique no penséis que lo que yo os cuento sera así, porque como os digo cada cuerpo es un mundo; Mi tratamiento era de 8 horas y 21 días de descanso, 8 horas eternas que las enfermeras intentaban que pasara lo más rápido posible, entreteniéndonos y hablándonos de diferente cosas todo para que no pensáramos donde estábamos, la quimioterapia es un tratamiento intravenoso, no se siente nada, sientes lo mismo que cuando te ponen una vía y pasan por ella suero o algún antibiótico, es la misma sensación. No os voy a engañar, esa primera sesión fué dura, el cuerpo tiene que asimilar que está pasando y es normal que siente mal, no sentía dolor ni nada raro, solo sentía muuucho cansancio, me pesaban los brazos y las piernas toneladas y tenía mucho sueño, el estomago un poco revolucionado pero nada insoportable, lo único que el cansancio es tal que apenas tienes fuerzas de nada (ya os digo que así es como yo me sentí, que no tiene porque ser así en todos los caso, porque cada cuerpo reacciona de forma diferente) los primero días, después de la primera sesión, no tenía ánimo de nada, no quería levantarme de la cama, no os asustéis si alimentos que os encantan pasáis a odiarlos o si cambia el sabor de las cosas porque es todo por el tratamiento luego después de unos días los sabores vuelven a ser los que eran asique tranquilos, a mi personalmente me pasó algo muy curioso con el agua, si si el agua del grifo o embotellada, me olía fatal y me sabía peor, el agua... que no huele.... pues yo le encontraba un olor y sabor malisimo y era incapaz de beber. Es muy importante que nos mantengamos hidratados, por favor no dejéis de comer ni de beber, se que es difícil porque es lo que menos os apetece, pero aunque sea un mínimo intentar hacerlo ya que el cuerpo necesita energía para sobrellevar la situación y si no se la damos estamos tirando piedras sobre nuestro propio tejado asique aunque sea difícil y os cueste intentar comer y beber que os vendrá bien.
Mi ángel de la guarda me animaba e intentaba ilusionarme con cosas y pasado 2 días desde que me dieron la primera sesión de quimio y ver que seguía sin ganas tomé una decisión..... me mire al espejo, hablé conmigo misma y me pregunté "Quieres salir adelante o rendirte?" y tomé la decisión de salir adelante, quería vivir y seguir disfrutando de la vida o incluso disfrutarla aun más que antes y así fue, me vestía todos los días e intentaba salir a la calle, el primer día solo llegué hasta el portal pero el segundo logré llegar hasta la calle y poder tomar aire fresco, se que es difícil y que seguramente no tengáis fuerzas de nada pero no dejéis de intentarlo, si queremos salir adelante nos toca luchar y para ello tenemos que ir dando pequeños pasos todos los días, pasos que para mucha gente puede que no signifiquen nada pero para nosotros son como superar montañas, para la gente que no pasa por ello os pido que tengáis mucha paciencia con quien lo esté pasando, que no presionéis al contrario animar para hacer cosas y si el primer día no puede hacerlo pero lo intenta animar y no tiréis por el suelo ese esfuerzo diciendo que no lo lograron ya que lo que para vosotros puede ser un mini paso para nosotros puede ser un paso gigante, mucha paciencia porque habrá días que sean peores que otros y que las fuerzas flaqueen pero pensar que el día siguiente sera mucho mejor y saldrá el sol.

Para animarme yo me puse carteles por casa, al lado de la cama me puse un "buenos días princesa" en el espejo del baño un "todos los días sale el sol" al principio no ayudan mucho pero según pasan los días los lees y te convences de que es verdad, que todos los días sale el sol. Intentar buscar motivaciones, estar entretenidos el mayor tiempo posible, no dejéis que los malos pensamientos os invadan y si lo hacen luchar contra ellos con buenos pensamientos y con ilusiones. Tenemos que pasar por esto nos guste o no y en nuestras manos estar pasarlo lo mejor que podamos, no digo que sea fácil, pero si no lo intentamos ni nos esforzamos sera mucho más duro para todos, en especial para nosotros.
No estaba muy segura de hacer un vídeo sobre esto ni una entrada aquí, en el blog, pero como en ese momento no sabía que tenía que hacer ni que cuidados tenía que seguir, me sentía perdida, no sabía que sentiría al recibir el tratamiento ni dada pensé que quizás contar mi experiencia le seriviría a alguien de ayuda o motivación o al menos para saber que se puede o no utilizar para cuidar nuestro cuerpo.

Empezamos?

Todos los productos que os enseñare son los que mi médico me recomendó no significa que sean los que tenéis que utilizar si o si, vuestro medico mejor que nadie os dirá cuales son los productos que podréis utilizar.




Tenemos que tener en cuenta que cuando estamos en tratamiento nuestro cuerpo esta muy debilitado asique tenemos que ayudarle con un extra de vitaminas y energía, yo empecé a tomar jalea real para suministrar un plus de energía y vitaminas, tomé de dos tipos, la normal (amarilla) y la que tiene propóleo añadido que nos ayuda con el tema de resfriados, constipados... etc.
También tomaba muchos zumos, de naranja, de zanahoria, de manzana, para seguir suministrando vitaminas al cuerpo y mantener un nivel bueno de hidratación. Si os tratáis en invierno cuidado con los cambios de temperatura, al estar sin defensas somos blanco fácil para los resfriados, gripes, constipados y por eso tenemos que ayudar el cuerpo con una dosis extra de vitaminas.

Cuando recibimos un tratamiento de este tipo nuestra piel esta mucho mas sensible de lo normal y tenemos que cuidarla mucho.



Sobre todo tenemos que evitar utilizar productos que que sean agresivos con nuestra piel, sobre todo tendremos que evitar utilizar productos que contengan alcohol, hoy en día tenemos muchos productos de naturales que puede que nos ayuden siempre que sean muy hidratantes y aconsejados para pieles muy muy sensibles, antes de usar cualquier crema comentarlo con vuestro médico o enfermera para aseguraros.
Para la ducha yo utilizaba el gel Ureadin de la marca Isdin, es un gel que hidrata mucho y deja la piel bastante bien, lo único que no me gusta es su olor ya que a mi personalmente su olor me recuerda al hospital, nose, bastantes horas hay que pasar en un hospital como para encima ducharnos en casa con un gel que huele así, cumple bien si función porque hidrata mucho y mantiene cuidada la piel pero quizás añadiendo alguna esencia natural de alguna planta podrían modificar un poco su olor, al menos para mi gusto.

Después me toco el tratamiento de radioterapia, con este tratamiento tenemos que tener mucho cuidado con la zona que nos están tratando por eso tenemos que mantenerla muy hidratada, para ello yo use la crema hidratante de Isdin que se llama Ureadin RX es una crema para gente que esta en tratamiento de radioterapia, es muy ligera y se extiende muy bien, hidrata mucho y se absorbe muy rápido, a mi me funciono muy bien, se me pelo un poquito la zona pero me dijeron que era normal pero ni se me puso rojita ni se me irrito ni nada de nada.
Recordar hidratar muy bien la piel cuando estéis en tratamiento de radioterapia, al menos a mi me dijeron eso, pero vuestra enfermera os indicara cuando tenéis que aplicar la crema y cada cuanto tiempo.



La otra zona de nuestro cuerpo que más "sufre", al menos en mi caso, es la boca, tanto los dientes como las encías. A mi me recomendaron utilizar un cepillo de dientes de cerdas muy suaves y descubrí este en el mercadona a muy buen precio y con un toque alegre ya que tiene una gran sonrisa dibujada y tiene un olor a fresa que aunque sea mínimamente nos da un toque de alegría.
Como dentífrico use el de Vitis, yo lo compre en una farmacia asique no se si lo venderán en mas sitios, nos cuida más intensamente las encías y nos evita los sangrados.
Como enjuague bucal compre este también en una farmacia, como veréis no lleva alcohol, muy importante, y sirve para cuidar las encías.
Estos tres productos bucales me han ayudado mucho y mi boca apenas ha sufrido con el tratamiento.


Por último para el rostro a mi me recomendaron una crema, que no me gustó nada y encontré esta otra, Heliocare ultra, al ser en gel es muy fácil de aplicar y no tienes la sensación de tener una capa de producto sobre el rostro, se extiende muy bien y no nos deja la cara blanca, no notas que lleves nada puesto, la piel respira y es muy cómoda de llevar, es más, es una de mis favoritas y la uso mucho.

Esos eran los productos que utilizaba y que me ayudaron a evitar que mi cuerpo sufriera más de lo que ya lo hacía por el tratamiento.
Confiar en vuestro médico y enfermera ya que ellos mejor que nadie podrán aconsejaros los productos que mejor os vengan.

Por ultimo quería deciros que si estáis pasando por esto o alguno de vuestro conocido o familiares lo están que es una etapa difícil y dura por eso hay que luchar día a día todo lo que podamos para poder seguir adelante lo mejor que podamos, rodearos siempre de buenas energías, que aunque no tengamos ganas de nada intentemos salir a la calle para que nos de el aire aunque sea un ratito solo, no dejéis que vuestros familiares y amigos os lo hagan todo, intentar hacerlo vosotros también, aunque sea con ayuda, pero intentarlo quizás el primer día no podáis hacer mucho pero el segundo haréis algo más, que sé que es difícil pero es algo por lo que tenemos que pasar queramos o no asique yo me dije a mi misma, como quieres pasarlo?? Y decidí pasarlo de la mejor forma posible, muchísimo ánimo y muchísima fuerza a todos y de corazón os digo que contéis con mi apoyo.

Yo estoy recuperada, no quedo secuela alguna en mi cuerpo, salvo las que la extirpación del tumor me causo, pero no me impiden hacer una vida completamente normal, ahora estoy con revisiones cada 6 meses y afortunadamente todo sale muy bien, sigo con mi nueva vida, disfrutando de cada minuto al máximo y disfrutando y valorando esos pequeños detalles que puede que resulten insignificantes mucho mas que antes.

Mucha fuerza, animo, cariño y sobre todo alegría para todos y cada uno de los que estéis pasando por esto.

Un besazo enorme.


Muchísimas gracias por estar ahí, por leerme y por seguirme, de corazón gracias!!!


Comentarios

  1. Buff pelos de punta María !! No me habría imaginado que habías pasado algo así , eres una gran luchadora y valiente !! Como te entiendo tengo un caso muy cercano en mi familia por suerte al igual que a ti esta curada y todo ha ido bien que bien que tu tb hayas conseguido luchar contra la batalla ! Aquí para todo !!! La verdad que me quedado sin palabras no se muy bien que decir ... Esta entrada seguro que ayuda a mucha gente que lucha en silencio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Guapa!!! La verdad es que fue una experiencia muy dura pero por suerte todo paso y se quedo en eso en una experiencia mala. Eres un amor! Millones de gracias por leerme, mucho animo un besazo!

      Eliminar
  2. Gracias por compartir, mucha fuerza !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerme y c8mentar. Un besazo!

      Eliminar

Publicar un comentario